GALERÍA ÁRMAGA

Espacio de Arte. C/ Alfonso V nº 6. León (España)

“Explorando el espacio interior”

El artista Fernando V. Mourelo con una de sus obras. Fotografía: CUEVAS.

El artista Fernando V. Mourelo con una de sus obras. Fotografía: CUEVAS.

El artista berciano Fernando Vázquez Mourelo presenta sus pinturas espaciales en la galería Ármaga.

Por MARCELINO CUEVAS
Publicado en Diario de León, el 11-5-2016

Fernando V. Mourelo nació en Cacabelos y desde muy joven le entusiasmó la investigación del universo. Sus sueños de infancia le llevaban a otros mundos en los que buscaba el silencio y los colores que no encontraba a orillas del Cúa. Por eso no extrañó en su momento que este genial artista pintara astronautas perdidos en sabe Dios qué exóticos planetas. Y por eso mismo, a nadie sorprende que haya retornado a ese capítulo espacial de su pintura.

Quizá se cansó el artista de hacer homenajes plásticos a la indudable belleza de su tierra. Y puede que la imaginación desbordante consustancial con los artistas bercianos, le permita volar incansablemente en busca de mundos nuevos. «La serie de Los Astronautas la había dejado abierta –explica el pintor– y en todo este tiempo en el que estado más relacionado con el mundo pop, la tenía olvidada. Pero pasado ese momento quise retornar algunas ideas que había aparcado con la idea clara de que algún día las resucitaría. Los comienzos de este proyecto fueron muy básicos y ahora he decidido instalarme en él para los próximos años. Tengo la ambición de que sea algo grande y que tenga soportes nuevos como el vídeo y otra serie de formatos que irán apareciendo».

Hay visiones muy controvertidas ante la realidad de la «carrera espacial», especialmente sobre la llegada de los astronautas americanos a pisar el suelo lunar. Después de meticulosos estudios muchos investigadores han llegado a la conclusión que aquellas imágenes se rodaron en un estudio y que por lo tanto fueron solamente un gran aparato de propaganda. Algo semejante ocurre ahora con las fotografías del planeta Marte que llegan a través de las naves espaciales y de los vehículos que recorren su superficie, aunque en este caso se asegura que están manipuladas para evitar que la gente sepa que se está proyectando establecer allí colonias por si un día la vida en la Tierra se extingue.

Mourelo conoce estas teorías, pero ese conocimiento le sirve para afianzar las teorías que pinta en la exposición, Espacio Interior, que puede verse en la galería de arte Ármaga». «Curiosamente –dice– esos fueron los motivos que me hicieron penetrar en este mundo. El que todo fuera una mentira me parecía una posibilidad muy interesante. Si alguien está dispuesto a teatralizar una aventura fantástica de este tipo, que ha llegado a servir como motor de progreso de toda una sociedad. Si se ha llegado a relatarla y hacernos creer que hemos logrado este éxito… y ha sido solo el invento de un gobierno o un estado, a mí me parece la primera experiencia auténticamente artística de la humanidad, aunque todo sea mentira. El propio Proyecto Apolo es por sí mismo una experiencia que yo califico de artística, hoy lo llamaríamos una performance. Por eso a mí el tema me pareció un ponto de partida muy interesante».

El artista berciano tiene su propia teoría sobre los astronautas que pueblan sus lienzos. «Dentro de este proyecto hay un trasunto existencial. Hemos conocido a una gente que se mete en una nave que era prácticamente un juguete, les lanzan a espacio y no tienen una idea clara de si van a regresar o se quedarán volando en el infinito para siempre. ¿Qué talante tendrían estas personas? Tanto si es mentira como si es verdad esos hombres asumen los riesgos metidos en un traje que también es muy frágil cuando se enfrentan a universo y sus incógnitas. Todo ello es muy sugerente para el artista que tiene que operar con la ficción y con la realidad. Yo encuentro un parangón con cómo somos los humanos en este momento, como los individuos caminamos blindados y confiados en nuestro espacio personal. Nuestro propio traje de astronauta, nos protege de todo. Ese sentimiento nos propone una relación que me parece muy curiosa y es que convierte nuestro entorno en algo completamente hostil. La luna es una semejanza, un lugar también hostil para el ser humano. Proponer una comparación entre como es la vida de un astronauta y la de un individuo cualquiera la Tierra es muy sugerente para mí».

Fernando V. Mourelo nació en Cacabelos en 1965. Estudió Bellas Artes en la Universidad de Salamanca, donde vive, pintando, desde hace treinta años.

Una de las piezas de Fernando V. Mourelo en Ármaga. Fotografía: CUEVAS.

Una de las piezas de Fernando V. Mourelo en Ármaga. Fotografía: CUEVAS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 11, 2016 por en Artículos, Recortes de prensa y etiquetada con , .

Galería Ármaga

DIRECCIÓN: C/ Alfonso V, 6. 24001-León. España.

Telf: 987 238 787

HORARIO:

Lunes, de 18 a 21 horas. Martes a viernes, de 12 a 14 y de 18 a 21 horas. Sábados, de 12 a 14 horas.

e-mail: arte@armaga.com

Sitio creado por:

Eloísa Otero y Marga Carnero.

Traficamos con cultura:

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: